Las visitas al centro de interpretación son libres, hasta la configuración de una ordenanza de precios públicos.